martes, 13 de junio de 2017

LA SALIDA

Como sucede siempre, y en todo, lo difícil es el equilibrio. Ya nos sabemos de memoria eso de que “no estamos en una época de cambios sino en un cambio de época” y lo que me pregunto muchas veces es qué cambios, -novedades, dicho de otra manera-, se están dando en mi vida o qué cambios observo, que también esto conviene saberlo, en la vida de los que la van compartiendo conmigo. 
En la serenidad de un lento atardecer, y a la vez qué le preguntaba qué hora marcaba su reloj, le lancé a mi amigo esta otra pregunta: “¿cuál ha sido tu último cambio vital que te ha llenado de vida y de energía?” De momento mi amigo se quedó mirando al infinito y me decía desde lejos: “anda, no me vengas a estas horas con esto”. Pero se repuso, volvió del infinito, y nos dio el tiempo para hablar de sentimientos y emociones. ¡Casi nada! Fue un relajo. Nos vino bien. 


No es fácil resumir. Pero lo intento. Me comentó que él tenía en su vida su zona de confort. Pero que cuando personas o circunstancias le exigían salir de ella, si lo lograba le hacía mucho bien porque ese salir le conducía por caminos nuevos que nunca había ni sospechado. ¡La de cosas que había conocido saliendo de sí mismo y yendo a otros lugares que tenían rostro y nombre! Y me habló de sus experiencias de esperanza, vitalidad, entusiasmo… Habló mucho rato y nos cogió la noche. Pero nos fuimos más iluminados. 
Volví solo a casa y pensaba que si gasto mis energías en mantener lo que tengo, en vez de estar abierto a dejar crecer la novedad de los otros, me podría suceder que no experimentara nunca ni esperanza, ni vitalidad, ni entusiasmo… Comprendí que las palabras de mi amigo me cuestionaban mi personal zona de confort y esa manía de decir que me dejen en paz. ¿Cambios? ¿Novedades? Ya sé que habrá que buscar el equilibrio, pero hay que estar abiertos. Y acabé recordando esta idea de Einstein: “Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Texto: J. Mª Ferrer
Foto: Cultura y Fe hoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario