viernes, 31 de marzo de 2017

SIMPOSIO SOBRE ACOMPAÑAMIENTO A LOS JÓVENES DE LAS CONFERENCIAS EPISCOPALES EUROPEAS

Barcelona ha sido la sede del Simposio organizado por el Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (CCEE), la Conferencia Episcopal Española (CEE), y el arzobispado de Barcelona para reflexionar, debatir y afrontar el tema del acompañamiento a los jóvenes.
Este encuentro, que se ha celebrado del martes 28 al viernes 31 de marzo, ha reunido a 275 especialistas en la pastoral juvenil, escolar, universitaria, vocacional y catequética de las conferencias episcopales de Europa. Les han acompañado 32 obispos, entre ellos cuatro cardenales.
El objetivo principal del encuentro era reconocer la importancia del acompañamiento a los jóvenes y proponer una reflexión por parte de la Iglesia europea. El CCEE congrega a los delegados nacionales de diferentes ámbitos pastorales especializados de todo el continente europeo (catequesis, escuela, universidad, vocaciones…) para colaborar y debatir sobre el mismo tema: el acompañamiento de los jóvenes a responder libremente a la llamada de Cristo, tomando como ejemplo el modelo del ‘Caminaba con ellos’ (Lc 24-15) propuesto por Jesucristo en el episodio del encuentro con los discípulos en el camino a Emaús (Lc 24 13-35).
El encuentro comenzó el martes 28 de marzo. El arzobispo metropolitano de Westminster y vicepresidente del CCEE, el cardenal Vicent Nichols; el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Antonio Cañizares; y el arzobispo de Barcelona, Mons. Juan José Omella, ofrecieron los saludos de bienvenida a los participantes.
Tras la sesión de apertura tuvo lugar la primera intervención a cargo de Mons. Jedraszewski, arzobispo de Cracovia, y presidente de la Comisión del CCEE para la Catequesis, Enseñanza, Universidad, con una ponencia titulada "Jesús en el camino de Emaús-El acompañamiento en Europa hoy".
Seguidamente, un grupo de jóvenes de la archidiócesis de Barcelona ha realizado una presentación multimedia de los desafíos, problemas y alegrías de los jóvenes de hoy en Europa.








El miércoles 29 tenía lugar la primera sesión de trabajo con el título "Los jóvenes y el acompañamiento". Se subieron a la tribuna Jona (Albania), musulmana convertida al cristianismo quien manifestó: “Estoy segura de que Jesucristo ha abrazado todo corazón humano, de aquellos que vivieron en el pasado, de los que viven hoy y de todos los que vivirán en el futuro”; Mate Szaplonczay (Hungría), seminarista católico griego, incidiendo en “la importancia de escuchar. La gente joven desea ser escuchada y ser preguntada acerca de sus propias opiniones” para lo cual además necesitan buenos ejemplos y apoyo “creando grupos parroquiales y pequeñas comunidades”; Carlota Cumella (España), de un grupo parroquial; y Simon Janssen (Países Bajos), de la comunidad de Emmanuel, quien valoró cómo “la amistad me ayudó a comprender que, aunque era el único católico en mi instituto, yo no estaba solo: había muchos amigos con los que yo sabía que estábamos viviendo las mismas cosas”. Estos cuatro jóvenes, desde sus diferentes contextos europeos, aportaron su reflexión sobre el acompañamiento a partir de su propia experiencia de ser acompañados.
Seguidamente tuvo lugar una mesa redonda sobre el acompañamiento a la persona, acompañamiento que se ha de prolongar durante toda la vida. La sesión estuvo presidida por Mons. Jean-Claude Hollerich, arzobispo de Luxemburgo. En la introducción señaló que “esta es la misión que la Iglesia comparte con Cristo: ayudar a las personas a ser salvadas. Como obispo, como sacerdote o como laico, tengo que trabajar para la salvación de las personas que encontramos y con las personas que Dios hace que nos encontremos”. En el dialogo participaron un responsable de cada uno de los sectores implicados en el Simposio: Agnė Pinigienė (Catequesis), Ernesto Diaco (Enseñanza), Šimo Maršic (Universidades), Paul Metzlaf (Jóvenes) y Christopher Jamison (Vocaciones).
En la sesión de la tarde contestaron a los siguientes interrogantes: ¿Qué es necesario para un buen acompañamiento? ¿Cómo podemos mantenernos abiertos en el acompañamiento, respetando la libertad humana? Lo hizo la Hna. Lola Arrieta, carmelita de la Caridad Vedruna y miembro del Equipo Ruaj. En su intervención señaló que “los jóvenes no buscan el acompañamiento pero cuando se sale al encuentro acogen ese acompañamiento y se sorprenden: yo no sabía que se podía compartir. Si realmente nos encuentran como testigos tarde o temprano podemos dialogar con ellos (…). Emaús es hoy paradigma de Iglesia en salida” concluyó.
Al final de la sesión se proyectaron tres vídeos en los que se recogía la experiencia de unos padres desde Inglaterra; del entrenador de un equipo de fútbol portugués, Fernando Santos; y de un responsable de los Scout en Rumania.








En la mañana del jueves 30 de marzo, el Card. Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, comenzó los trabajos del Simposio con una reflexión titulada "Evangelización y buenas prácticas de acompañamiento". En su intervención señaló que “acompañar equivale a conducir a la persona en lo más profundo de su existencia, para descubrir la presencia de una llamada a la verdad, clave para realizar la libertad, que permite ir más allá de nosotros mismos para confiar plenamente en el misterioso plano de Dios que da sentido y significado a la vida”. Las vocaciones no se fundan sobre las cualidades que se poseen, más bien se puede decir lo contrario: la correspondencia a la vocación consiste en dar valor y apoyo a todo lo que ya se es. Ayudar a descubrir el primado de Dios en nuestra vida y la fuerza de su gracia son el instrumento mediante el cual podemos contribuir conscientemente a orientar la propia existencia.

También en el marco del Simposio se celebró la Feria de las buenas prácticas. Se trataba de un tiempo dedicado a la exposición de una amplia muestra de buenas prácticas elegidas a partir de un doble criterio: que sean constructivas y/o que puedan ser reproducidas en otros contextos.
Entre las propuestas que los participantes podrán descubrir en Barcelona destacan: “Valerie und der Priester” (Valeria y el sacerdote), una iniciativa que siguen mensualmente en Facebook 1'3 millones de personas, ideada por una joven periodista alemana que ha acompañado y observado durante un año la vida de un joven sacerdote. La maltesa “Prayer spaces school” (Espacios de oración en las escuelas) que ayuda a niños y jóvenes a profundizar en los temas vitales, de espiritualidad y de fe en un ambiente dinámico e interactivo. “L’appel” (La llamada) una idea francesa que promueve un dialogo con los jóvenes sobre la importancia de encontrar la propia vocación en la vida, a través de momentos de reflexión y de debate dirigidos a grupos de estudiantes y jóvenes, y dirigidos por adultos miembros de la pastoral juvenil o vocacional.
 
 
 
 
 
Seguidamente tuvo lugar el trabajo en pequeños grupos, con la mirada puesta en el Sínodo sobre los jóvenes que tendrá lugar en octubre de 2018 en Roma. En los grupos de trabajo se recogieron propuestas para el Sínodo entre los participantes.










La sesión de la tarde tuvo lugar en el marco de la basílica de la Sagrada Familia con una mesa redonda en la que participaron Michel Remery, investigador del área del Liturgia y Arquitectura de la Escuela de Teología Católica de la Universiad de Tilburg, Armand Puig i Tàrrech, rector del Ateneo Universitario Sant Pacià de Barcelona y Etsuro Sotoo, investigador y escultor de la obra de Gaudí.
En su intervención, Michel Remery habló del acompañamiento a los jóvenes a través del arte, la belleza, la arquitectura y la liturgia. Señaló que "la belleza, el arte y la arquitectura incluso la liturgia hablan un lenguaje poderoso que puede ser comprendido sin mayores explicaciones. Hablan por sí mismas: están ahí para ser experimentados y así ayudar a las personas a avanzar en su camino hacia Dios".
La jornada del viernes 31 de marzo ha comenzado con la intervención de Mons. Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, hablando sobre "Acompañamiento de los jóvenes y vocaciones: hacia el Sínodo 2018". Posteriormente se han realizado breves intervenciones con el fin de realizar una síntesis de las respuestas dadas a lo largo del Simposio a las preguntas formuladas en el documento de trabajo, a cargo del P. Leon 0'Giollain, secretario de la sección Universidad de la comisión del CCEE para catequesis, enseñanza y universidad; Dña. My-Lan M. Nguyen, delegada de la federación de Escuelas Católicas de Suiza; D. Emil Parafiniuk, coordinador del EVS y secretario de la comisión del CCEE para las vocaciones; Dña. Jona, representante de los jóvenes de Albania; D. Luc Mellet, secretario de la sección catequesis de la  comisión del CCEE para catequesis, enseñanza y universidad; y Mons. Duarte da Cunha, secretario general del CCEE.
Finalmente Mons. Angelo Bagnasco, arzobispo de Génova y presidente del CCEE ha pronunciado el discurso que daba por concluido este Sínodo sobre acompañamiento a los jóvenes.
Las delegaciones más numerosas han sido las española, italiana y austriaca. También han asistido representantes de Chipre, Luxemburgo, Rep. Moldavia, Ucrania, Albania, Bielorrusia, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Rep. Checa, Inglaterra, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Lituania, Letonia, Estonia, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Rusia, Escandinavia, Escocia, Eslovaquia, Eslovenia, Suiza, Turquía y Santa Sede. También han participado miembros de organizaciones como Chemin Neur Community, Comunión y Liberación, Emmanuel Community, Focolares, FIUC, Legionarios de Cristo, Regnum Christi, Salesianos, Scouts y Speakers.

Textos: Cultura y Fe hoy y conferenciaepiscopal.es
Fotos: Cultura y Fe hoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario