miércoles, 11 de enero de 2017

VA DE SIETES

No sé qué tendrá el siete. Alguien puede saberlo, pero hay muchos sietes y en muchas cosas. Por ejemplo, los siete días de la semana, por empezar con algo. Pero, ya saben, hay más sietes, y con mucha mezcla de realidades, “que esa es otra”. Están los siete dones del Espíritu Santo. Y hay siete sacramentos. Y son siete las obras de misericordia corporales. Y siete las mismas, pero espirituales. Y son siete los pecados capitales. Y se pueden admirar las siete maravillas del mundo. Y lo de Blancanieves y los siete enanitos, y lo las botas de siete leguas, Y un descosido en la camisa es un siete. Y son siete los colores del arco iris. Y fueron siete las plagas de Egipto. Y siete, allí, los años de vacas gordas.  Y siete los de vacas flacas. Y son siete en la liturgia cristiana las semanas del tiempo glorioso de la Pascua. Son siete también los Planetas. Siete brazos tiene el candelabro judío. ¿Siete vidas tiene el gato? Son siete las notas musicales. Y siete los sabios de Grecia. Siete fueron las Partidas de Alfonso X el Sabio. Siete el conjunto de las artes. Siete fueron las palabras de Jesús antes de morir en la cruz. Y, desde la devoción cristiana, siete fueron los dolores de María. Y siete los dolores y gozos de San José. El siete, brevemente, es el número natural que sigue al seis y precede al ocho.  Y pueden seguir con los sietes, que hay más. Pero puede valer, eso creo, con todo lo dicho, que es más que siete botones de muestra.
Y todo a propósito de un año que tiene un siete. Pero lo que vale, y más allá de los números, es la vida. Que tiene etapas. Y que hay que descubrir el sentido de las mismas, cuando son etapas ascendentes, cuando son descendentes, y en los momentos límite de éstas. Y hay que descubrir las leyes del pleno desarrollo de cada persona y ver cuál es su alcance. Y su alcance es, para que llegue a ser feliz, que desde su ser de criatura llegue al Creador, tanto por razón del origen de la vida humana como de la meta que debe alcanzar. Desde esta convicción he cerrado un año y se me ha concedido abrir otro. Lo deseo bondadoso para todos. 

Texto: J. Ferrer
Foto: sevenmagicmountains.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario