jueves, 23 de junio de 2016

IDEOLOGÍAS

Resulta, cuando menos, curioso. La ideología suele presentarse como un conjunto de ideas fundamentales para definir el pensamiento de una persona o de un grupo social y no habría que ir mucho más allá. Lo curioso, digo, cuando menos, es que en aras de este conjunto de ideas lo que se pretenda es imponerlas y no dejar sitio a ideas diferentes. Y es curioso, repito, por lo menos curioso,  que algunos demócratas de ahora, quizá repitiendo, no sé si dándose cuenta o no, ideas muy superadas y fracasadas ya,  digan que en los centros escolares, o sea, donde se debe aprender la cultura y donde, también se debe aprender a vivir y a convivir, se proponga, ¡como proyecto educativo!,  que “se considera conveniente minimizar la impartición de enseñanzas confesionales en el aula”, añadiendo, posiblemente para “tranquilizar a los confesionales” que todo esto se haga “sin perjuicio del pleno respeto al marco jurídico existente”.
Pues, sin más, y ni más ni menos, ahí vamos: al marco jurídico existente.  Y dice este marco que la clase de Religión,    ahora me refiero exclusivamente a ella en referencia la Iglesia católica, no es ningún privilegio, excentricidad, regalo o capricho, sino el cumplimiento de un derecho fundamental recogido como tal derecho en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Y hay que añadir, porque eso es lo legal y lo normal, que este derecho está amparado en la Constitución española en su artículo 27. Porque de lo que se trata, sin más, es del reconocimiento efectivo del derecho básico de que los hijos, cuando son confiados a los centros escolares, sean educados de acuerdo con las propias convicciones religiosas y morales familiares. Sin tratos de favor pero, también, sin marginaciones.

De momento, pienso y escribo esto como aviso. En nuestro sistema actual aún no se ha negado del todo este derecho. Pero, si se lee entre líneas lo que se va escribiendo, hay que estar muy atentos porque el paso será de la libertad religiosa de todos y para todos a la imposición sectaria de unos pocos que mandarán sobre todos.

Texto: J. M. Ferrer
Foto: Heraldo/EFE/Jero Morales

No hay comentarios:

Publicar un comentario