miércoles, 12 de agosto de 2015

ASÍ SE CELEBRÓ LA FESTIVIDAD DE SANTA CLARA

Santa Clara (Asís, 1193- Asís, 1253). Canonizada en 1254 por el papa Alejandro IV.
El joven Francisco en Roma tuvo autoridad del papa para predicar, y fue en la iglesia de San Rufino en donde le oyó predicar Clara, comprendiendo que el modo de vida que proponía Francisco era la que a ella le señalaba el Señor.


El pasado martes 11 de agosto se conmemoró la festividad de Santa Clara de Asís, fundadora de la segunda orden franciscana o de hermanas clarisas junto a San Francisco.

De entre todas las comunidades de clarisas existentes en España, en esta ocasión hemos reflejado la celebración que preparó la comunidad de clarisas situada en Monzón (Huesca) con el nombre de monasterio de La Inmaculada. Su emplazamiento actual es de 1951, con una remodelación reciente en su iglesia fundamentalmente.

La ceremonia comenzó a las 19,30 horas presidida por el obispo de Almaty (Kazajstán) mons. José Luis Mumbiela y acompañado por el obispo diocesano mons. Angel Pérez Pueyo, de Barbastro-Monzón. Igualmente acudió gran parte del clero diocesano, junto a representantes de congregaciones religiosas y otros miembros diocesanos limítrofes (Huesca, Zaragoza, etc). Ocuparon el resto de la iglesia hasta llenarla por completo, muchos fieles diocesanos y de otras poblaciones españolas. Dentro del recinto, la comunidad de doce clarisas que entonaron los cantos, rezaron las plegarias y presentaron las peticiones a lo largo de la Eucaristía.





Se presentaron en el ofertorio unos bollos elaborados por la comunidad de religiosas, recuperando así una tradición para esta festividad de su fundadora, así como unos pequeños crucifijos plateados.


El obispo diocesano mons. Angel Pérez Pueyo elogió a la comunidad repetidamente, agradiéndoles su disponibilidad y presencia en medio de todos. Por su parte mons. Mumbiela comparó a la religiosas con vasijas de barro, a semejanza de la cita bíblica.


Tras la Eucaristía, una chica cantó dos jotas aragonesas dedicadas a Santa Clara. A continuación se ofreció a besar la reliquia de Santa Clara y se repartieron los bollos y los crucifijos bendecidos durante la misa.







Texto y fotos: Cultura y Fe Hoy









No hay comentarios:

Publicar un comentario