jueves, 21 de mayo de 2015

¿ETNOCÉNTRICOS, POLÍTICAMENTE INCORRECTOS O CREYENTES?

He aquí un texto escrito en 1998. Y una pregunta para la clasificación de los lectores.

Responda después de leerlo (elija sólo una opción):
a) ¡Qué horror!
b) ¡Ecumenismo, interculturalidad, tolerancia ya… pero he dicho YA!
c) Gracias a Dios hemos mejorado mucho.
d) Siempre con respeto a las conciencias de los demás.
e) A tiempo y a destiempo.



“No es contradictoria, ni supone injuria alguna a la razón, la hipótesis de que haya una religión que conecte mejor con las ansiedades profundas del espíritu humano. Los Padres de la Iglesia estaban convencidos de que todo hombre es naturaliter christianus (Tertuliano) y, por tanto, una vez que se conoce a Jesucristo, y si uno no se ciega voluntariamente a su Evangelio, todo hombre puede percibir su verdad esencial cualquiera que sea su extracción sociocultural.

El primer apoyo lo encontrará el hombre al mirar bien en el fondo de su propia conciencia. «En la anamnesis del Creador, que se identifica con el fundamento de nuestra existencia, descansa la posibilidad y el derecho de la actividad misionera. Se debe y se tiene que anunciar el Evangelio a los paganos porque lo están esperando secretamente. La actividad misionera se justifica posteriormente cuando los destinatarios reconocen la palabra del Evangelio al encontrarse con Jesucristo: sí, eso es lo que he estado esperando». (RATZINGER, J.,1995: Verdad, valores, poder. Piedras de toque de la sociedad pluralista. Madrid, Rialp).

Este texto de José María Barrio Mestre, Capítulo VI. Dimensión trascendente y religiosa del desarrollo humano aparece en el siguiente texto: VV.AA (1998): Filosofía de la Educación hoy. Temas. Madrid, Dykinson; p.129.

Instrucciones pertinentes:
No se haga trampas escondiéndose en el lenguaje… porque ya sabe aquello de te vomitare por centrista (versión libre adaptada y contextualizada a este mes de mayo de 2015).



El autor es J. L. B. de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario